Innovador sistema rentable para reciclar aguas de la acuicultura

Un grupo de investigadores de Queensland desarrolló un innovador método ecológico para reciclar el agua usada en las operaciones de acuicultura, basado en el desarrollo de gusanos en las aguas residuales.

Los biólogos, que trabajan en el Centro de Investigación Acuícola de Bribie Island, utilizaron filtros de arena como parte del proceso de tratamiento del agua, el cual también puede ofrecer a los acuicultores el beneficio de producir gusanos marinos en las mismas aguas, un sistema conocido como "bio-remediación.

"La producción de gusanos marinos a escala comercial ha sido difícil hasta ahora", comentó a ABC uno de los biólogos marinos que participan en el proyecto de investigación. "Los acuicultores pueden alimentar a sus langostinos con los gusanos o venderlos por un precio muy alto", agregó.

Este proyecto de investigación, que comenzó hace siete años, permite eliminar la necesidad de un contacto regular con las aguas oceánicas y fluviales que adyacentes a las granjas.

"El descubrimiento implica que las granjas de langostino y peces que implementen el sistema no tendrán que extraer tanta agua del medio ambiente natural para llenar sus estanques, y tampoco tendrán que liberar el agua tratada", señala Paul Palmer, biólogo del Centro de Investigación Acuícola.

Según el investigador, se podrían obtener grandes volúmenes de gusanos marinos para una amplia variedad de fines.

"La lombricultura está despegando en todo el mundo y varios países están investigando eso", destaca.

Palmer explica también que los langostinos marinos necesitan una gama muy equilibrada de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6. Y como los gusanos se desarrollan con algas producidas en el agua, tienen un muy buen grupo de ácidos grasos.

"Estamos compactando eso en los gusanos, y luego los gusanos sirven de alimento a los langostinos. La mayoría de los criaderos de langostino de todo el mundo necesitan que un cierto porcentaje del alimento que dan a los reproductores sea de gusanos marinos, debido a que los gusanos tienen vitaminas esenciales que les permiten reproducirse con éxito", detalla Palmer.

Si bien hay solo una treintena de granjas de langostino en Australia, el equipo de investigadores cree que sus hallazgos sobre el reciclaje de aguas residuales pueden tener importancia mundial.

En algunos países asiáticos, los gusanos son considerados un manjar y se emplean para sazonar sopas, mientras que en algunas naciones insulares del Pacífico se los utiliza como un regalo especial para los altos dignatarios.

Fuente: www.fis.com

Los comentarios están cerrados.